APLICACIONES - VIDRIO TEMPLADO Y VIDRIO LAMINADO

¿ Cuál es la principal diferencia ?¿ Qué características poseen cada uno?

¿Cuáles son las aplicaciones recomendadas para cada tipo de vidrio?

Los vidrios más utilizados en el ámbito de la construcción y el hogar son el vidrio laminado y el vidrio templado, si bien tienen en común que son vidrios de seguridad, son

bastante disitintos entre ellos.

 

La principal diferencia está en la forma de fabricación y la composición. El vidrio templado, tiene como base un vidrio monolítico que se manufactura a la medida exacta

para posteriormente someterlo a un tratamiento térmico para aumentar su resistencia térmica y mecánica. El vidrio laminado, se compone de dos hojas de vidrio unidas

por una o varias laminas de polivinilo (PVB) dependiendo de las características de seguridad que se busquen en él.

 

Ambos vidrios están calificados como vidrios de seguridad, aunque el mecanismo para evitar daños no es el mismo, dado que este viene regido por las características que

los diferencian en la fabricación.

CARACTERÍSTICAS

VIDRIO TEMPLADO

  • Resiste el impacto de una bola de acero de 227gr.
    que se deja caer de una altura de 3 m.
  • Tiene mayor resistencia térmica, a una temperatura
    diferencial de 250º entre sus caras.
  • En caso de rotura, se fragmenta en pequeñas
    partículas de formas redondeadas para mayor seguridad.

 

 

VIDRIO LAMINADO

  • Tiene amplia resistencia a la penetración gracias
    a la lámina de PVB.
  • En caso de rotura, el vidrio permanece pegado
    a la hoja de PVB.
  • La existencia de una lámina de PVB no altera
    las cualidades del vidrio como la transparencia.
  • Se pueden elegir diferentes opacidades para las
    láminas.
2

APLICACIONES

Debido a las diferencias antes mencionadas, a la hora de elegir un vidrio para el hogar de estas características hay que tener en cuenta varios factores.

 

Desde Serraglass, recomendamos:

VIDRIO TEMPLADO:

  • Puertas correderas y abatibles, las puertas son elementos de uso diario con ciertos comportamientos mecánicos, como girar sobre bisagras, puntos de giro,

puertas corredera con tirador, etc.; al necesitar de estas manufacturas el vidrio se recomienda templado, para que al ejercer la fuerza sobre estos el vidrio no cree micro-

fisuras se agriete, y se rompa.

 

  • Barandillas interiores y exteriores, si el vidrio va abotonado y enganchado con herrajes, pasa lo mismo que con las puertas, se recomienda vidrio

templado para evitar la rotura en los puntos de fuerza.

 

  • Mamparas de ducha, lo habitual es usar vidrio templado, aunque, si sólo se necesita una estructura sin taladros ni manufactura adicional, se puede hacer uso de

vidrio laminado.

 

VIDRIO LAMINADO:

  • Barandillas interiores y exteriores, en este caso solo si no van a utilizarse soportes metálicos y van dentro de una perfilería. Si existe riesgo de caída, se utilizarán vidrios

laminados, aunque en algunos casos concretos se recomienda utilizar laminados templados para una mayor seguridad.

 

  • Escalones y superficies pisables, en este tipo de aplicaciones lo ideal es usar un laminado múltiple con vidrios templados o sin templar. Para certificar este tipo de

usos es importante tener en cuenta la superficie que se va a instalar y si es uso privado o uso público, ya que dependiendo de esto y de la superficie tendrá un espesor

mayor o menor.

 

  • Mamparas de ducha, si sólo se necesita una estructura sin taladros ni manufactura adicional se puede utilizar el vidrio laminado.

 

  • Vidrios para escaparates, normalmente se utilizan vidrios laminados de seguridad anti-agresión; dependiendo del nivel de seguridad que se necesite pueden

llegar a combinarse con otros vidrios templados para aumentar la seguridad.

Por último cabe matizar, que en ocasiones, determinadas necesidades de nuestros proyectos serán las que definan el vidrio a utilizar, y es necesario ser conscientes que

el punto débil del vidrio laminado es toda aquella manufactura interior, que al revés que el vidrio templado, soporta mucho peor los comportamientos mecánicos.

Esto es debido a que en los vidrios laminados, por su configuración, su tronzado y la manufactura que se le haga interiormente siempre deja unas microfisuras que se

activarán cuando se produzca un cambio de temperatura o cuando se haga un esfuerzo mecánico, y finalmente se producirá una rotura del vidrio.

 

Por lo que es importante saber, que ambos vidrios pueden combinarse entre ellos, dando lugar a un vidrio con las propiedades del vidrio templado y las propiedades del

vidrios laminado, por lo que quedará un vidrio de seguridad más resistente, para aplicaciones con más exigencias técnicas.